Hacia una Teoría General de las Resistencias

(3a edición, mayo 2020)

La idea detrás de este texto es establecer una teoría que explique cómo todas las formas de resistencia a todos los niveles obedecen en realidad a las mismas dinámicas y el cómo todos los distintos tipos de apropiación se desarrollan también siguiendo los mismos pasos, variando cada uno en detalles específicos dependiendo del tipo de apropiación, sus motivaciones, y su contexto histórico.

I.– La relación de apropiación y el concepto de resistencia.

1.– La apropiación

Las resistencias nacen en escenarios de invasión, apropiación, explotación, sometimiento y/o destrucción (en adelante, cualquiera sea el escenario, lo denominaré sólo “apropiación”), sea que se den en forma autónoma o mezclada unas formas con otras.

a.– Invasión es la ocupación material de un espacio físico sobre el cual no se tenía antes derecho o sobre el cual no era frecuente su utilización por parte del invasor.

b.– Apropiación es la captura por cualquier medio de todos los recursos que tengan valor económico de una zona y/o población determinada, sean estos recursos físicos (herramientas, estructuras, recursos naturales) o intelectuales (derechos de propiedad, creaciones intelectuales, derivados económicos) .

c.– Explotación es la utilización de un otro para que ejerza actividades o funciones económicas, de manera tal que los resultados que reporte este ejercicio benefician más al explotador que al explotado.

d.– Sometimiento es el uso de la fuerza para dominar las decisiones de otros, sea que las decisiones sean tomadas sin el consentimiento del sometido o bien que sean tomadas en circunstancias que, si el sometido pudiera estar en igualdad de condiciones, sería razonable que no prestara su consentimiento para ello; fuerza que puede estar acompañada o no de normas jurídicas que respalden dicha dominación.

e.– Destrucción es la eliminación de un otro o de una parte de éste; sea quitándole la vida o bien procesando sus componentes hasta desintegrarlo, por cualquier medio y con cualquier fin.

Independiente de sus motivaciones específicas y de su contexto histórico y cultural, todos los escenarios de apropiación siempre se componen de 3 partes:

a .– Un grupo organizado de humanos (“el grupo”) , que debe tener ciertas particularidades: a.1.- Debe tener capacidad para apropiarse de un elemento. Se detallará más adelante que si no la tiene, sencillamente la teoría no es aplicable (como en el caso de la conquista espacial antes de 1950). a.2.- Sólo puede estar compuesto por humanos; si el grupo está acompañado de otros animales no humanos éstos no deben poseer la motivación principal de la apropiación (como sucede, por ejemplo, en una banda de humanos que sigue a una manada de lobos para comerse las sobras de la cacería). Las apropiaciones hechas en la naturaleza por grupos compuestos por animales no serán desarrollados acá ya que este ensayo se enfoca en las resistencias contra grupos compuestos exclusivamente por humanos. Eso no significa que no existan y no deban ser desarrollados adecuadamente en un futuro.

b.– Un ente que sufre o es víctima de la apropiación (“el elemento”), que como característica principal, debe tener la potencialidad para sufrir cualquiera de las formas de apropiación ya señaladas anteriormente. Estará compuesto por: b.1.- Uno o más humanos b.2.- Animales, plantas, otros seres vivos b.3.- Máquinas inteligentes o no inteligentes, y/o b.4.- La biósfera, como conjunto.

c.– La intención del grupo de apropiarse del elemento (“la intención”). No es requerido que la intención deba cumplirse a cabalidad, pero es un requisito mínimo que sea seria, es decir, que haya un esfuerzo proporcionado de parte del grupo que permita deducir una intención verdadera de apropiarse del elemento. Una intención carente de seriedad (lo que no quiere decir que sea carente de coordinación; una intención puede ser desordenada y simultáneamente seria, como el rechazo a una decisión de una autoridad local, por vecinos que no se organizan para reclamar dicho rechazo, pero de todas maneras hacen saber su inconformidad a la autoridad) no puede ser analizado bajo los parámetros de este ensayo.

2.– La Resistencia.

La resistencia es cualquier acción u omisión llevada a cabo por un elemento o una fracción de él que busque evitar, posponer, neutralizar, eliminar o distraer la apropiación que intenta realizar un grupo.

a.-Evitar es impedir que la apropiación siquiera inicie.

b.-Posponer es retrasar las maniobras de apropiación, generando con ello un daño o al menos un cuestionamiento en el grupo sobre la conveniencia de llevarla a cabo.

c.-Neutralizar es lograr que la apropiación, aunque inicie con un potencial razonable para ser exitosa, pierda dicha potencialidad hasta el punto de que dicha apropiación se haga imposible de realizar, sea o no que el esfuerzo haya significado enfrentamientos directos entre el grupo y la resistencia.

d.-Eliminar es enfrentar abiertamente al grupo y derrotarlo en forma completa, impidiendo de esta forma la apropiación.

e.-Distraer es hacer que el grupo pierda interés en la apropiación, al punto de que considere costoso o innecesario proseguir con el esfuerzo.

La resistencia por sí misma no es un elemento del escenario de apropiación, como sí lo son el grupo, el elemento y la intención. Esto se debe a que no siempre habrá resistencia por parte del elemento (como en una federación, un vasallaje pactado o en el fenómeno de la domesticación).

Entre los elementos ya indicados como sujetos de apropiación, sólo humanos y animales pueden resistir de formas que puedan ser analizadas en esta teoría, siendo en los otros casos, o bien imposible la capacidad de resistir (máquinas), o bien su capacidad de resistencia es de un potencial muy bajo para el grupo (plantas, otros seres vivos, la biósfera. Si bien estos organismos pueden resistir, sus tiempos de reacción soy muy lentos y su falta de total apropiación cuando aun está pendiente sólo se debe a factores pasivos, como climas extremos o falta de recursos, no a una resistencia activa).

Dentro de los humanos y animales con conciencia de sí mismos, esto pasa además porque sus resistencias está basada inherentemente en la capacidad de tomar una decisión, sea motivada por el instinto de supervivencia (siempre presente en la resistencia animal, a veces en la resistencia humana) o motivada por una decisión moral (nunca presente en la resistencia animal, a veces presente en la resistencia humana).

3.– Requisitos y escenarios de la Apropiación

El grupo se apropiará del elemento si se dan conjuntamente dos requisitos:

a.- Si el grupo dispone de la capacidad técnica suficiente para alcanzar al elemento y para ejercer el esfuerzo necesario para llevar a cabo la apropiación, y b.- Si el elemento no se resiste, o bien si su resistencia es infructuosa.

Esto dará lugar, por tanto a 3 escenarios bien definidos, donde se podrá observar la importancia de la resistencia como variable:

Escenario 1.- El grupo no dispone de capacidad técnica suficiente para alcanzar al elemento, o bien puede alcanzarlo, pero no dispone de capacidad técnica para intentar la apropiación: es el caso de los viajes de exploración financiados por los europeos entre los siglos XV y XX. En este caso la resistencia no es un factor determinante, ya que el elemento no puede ser apropiado aún. Es muy importante tener presente que, si bien la apropiación no se produce, por otra parte tampoco el elemento ha resistido, así como que el grupo cede o descarta la apropiación sólo por motivos tácticos. En estos casos, un nuevo intento es sólo cuestión de tiempo y perfeccionamiento técnico, y no un asunto ético o político.

Escenario 2.- El grupo dispone de capacidad técnica suficiente, intenta la apropiación y el elemento ofrece resistencia. Es el típico caso de una guerrilla, alzamiento popular o rebelión En este caso, la resistencia operará según sus capacidades y en la práctica podrá obedecer a dos estrategias: a.- La resistencia se enfocará en evitar, posponer, neutralizar o distraer la capacidad técnica del grupo, y b.- La resistencia se enfocará en eliminar al grupo.

Sea cual sea la estrategia de la resistencia, el resultado del choque entre el grupo y dicha resistencia este escenario podrá, a su vez, terminar en uno de tres resultados: a.– positivo: si la resistencia logra, en cualquiera de las dos estrategias contempladas, evitar la apropiación de forma total y completa, logrando una vitoria total que mantiene la independencia entre grupo y objeto. b.– negativo: si la resistencia es neutralizada y/o eliminada completamente, al punto de que el grupo puede apropiarse en forma completa del elemento, y finalmente c.– intermedio: si tanto el grupo como la resistencia triunfan en algunos aspectos y fracasan en otros, sin aniquilarse ninguno de ellos en forma total. La apropiación en este caso será parcial y parte del elemento quedará libre del grupo, pudiendo en algún otro momento repetirse el escenario.

Escenario 3.- El grupo dispone de medios técnicos, intenta apropiárselo y el elemento no ofrece resistencia: en este caso, la apropiación es completa a un costo mínimo para el grupo, desapareciendo el elemento como un ser independiente a la estructura del grupo. El hecho de que el elemento no haya ofrecido resistencia puede deberse, a.- a que no existió la voluntad de resistir, o bien b.- que la resistencia fue evitada, pospuesta o distraída.

4.– Grados de dependencia del elemento con respecto al grupo

Habiendo sido apropiado en función del escenario 2 en sus resultados positivo o intermedio o del escenario 3, el elemento ha pasado a depender del grupo en un grado variable. Estos grados de dependencia pueden ser:

a.– mínimo: en este caso, el grupo mantiene con el elemento una relación de apropiación apenas indispensable para satisfacer los fines que tuvo el grupo para apropiárselo, conservando el elemento aún una alta autonomía que le permite ser fácilmente identificable y distinguible del grupo, aunque sin poder ya ser reconocido como un ente independente de él . Esta autonomía puede ser de un nivel que incluso, en caso de que la apropiación termine en algún momento, el elemento podría rápidamente retomar su independencia y funciones en un estado similar al que existía antes de la apropiación.

b.– mediano: en este caso, el elemento es fácilmente identificable como un ente diferente del grupo y pueden reconocérsele aún características propias, aunque ya debe reconocerse a su vez un grado de asimilación, aculturación o de absorción producto de la apropiación. De esta forma, en caso de terminar la apropiación por parte del grupo, el elemento podría no ser capaz de retomar su independencia, según las circunstancias del momento, y

c.– máximo: el elemento no sólo ha sido apropiado por el grupo, sino que además el grupo lo ha asimilado a su estructura de forma tan completa que la distinción entre ellos es mínima o derechamente nula, por lo que en caso de término de la relación de apropiación, el elemento probablemente desaparezca como unidad independiente, e incluso la sola idea de la apropiación ya no pueda ser aplicable, ya que el elemento desaparece como concepto diferente del grupo.

Pŕoxima edición: correcciones a esta primera parte y adición de una parte II.– titulada “La resistencia como fenómeno particular”.